martes, 5 de agosto de 2014

Diez frases “en argentino” y diez “frases futboleras” del papa Francisco

Diez frases “en argentino” y diez “frases futboleras” del papa Francisco 
 Martes 5 Ago 2014 | 07:56 am 
Buenos Aires (AICA): Hace más de un año que Francisco llegó a Roma, pero nada pudo quitarle su raíz argentina que frecuentemente se cuela en sus expresiones. La espontaneidad y sencillez de sus palabras permite que el mensaje sea concreto y se entienda con facilidad. Frases, palabras, modismos “en argentino” y otros modos coloquiales, forman parte de esta nota simpática preparada por Josefina Madariaga con mensajes contundentes que el Papa pronunció en diferentes discursos dirigidos a los argentinos y al mundo y en los que dejó ver que es un Papa “de pura cepa argentina”. 

 Hace más de un año que Francisco llegó a Roma, pero nada pudo quitarle su raíz argentina que frecuentemente se cuela en sus expresiones. La espontaneidad y sencillez de sus palabras permite que el mensaje sea concreto y se entienda con facilidad. Frases, palabras, modismos “en argentino” y otros modos coloquiales, forman parte de esta nota simpática preparada por Josefina Madariaga con mensajes contundentes que el Papa pronunció en diferentes discursos dirigidos a los argentinos y al mundo y en los que dejó ver que es un Papa “de pura cepa argentina”.
 Diez frases de Francisco “en argentino” 
1. “Esta civilización mundial se pasó de rosca, porque es tal el culto que ha hecho al dios dinero, que estamos presenciando una filosofía y una praxis de exclusión de los dos polos de la vida que son las promesas de los pueblos (los ancianos y los jóvenes)”. (Discurso a los argentinos en la Jornada Mundial de la Juventud –JMJ-, 25 de julio de 2013).
 2. “En el pueblo argentino, yo se los pido de corazón a los ancianos: no claudiquen de ser la reserva cultural de nuestro pueblo que trasmite la justicia, que trasmite la historia, que trasmite los valores, que trasmite la memoria del pueblo. Y ustedes, por favor, no se metan contra los viejos; déjenlos hablar, escúchenlos, y lleven adelante”. (Discurso a los argentinos en la JMJ, 25 de julio de 2013).
 3. “¿Qué clase de terreno somos, qué clase de terreno queremos ser? hacé un cachito de buena tierra, y dejá que caiga ahí ¡y vas a ver cómo germina! Yo sé que ustedes quieren ser buena tierra”. (Vigilia de oración con los jóvenes en Copacabana, 25 de julio de 2013).
 4. “¡Jesús no se quedó en el balcón, se metió! ¡No balconeen la vida, métanse en ella como hizo Jesús!” (Vigilia de oración con los jóvenes en Copacabana, 25 de julio de 2013)
 5. “El Evangelio dice que "Jesús lo amó", y entonces le dijo: "Mirá, te falta una cosa: da todo lo que tenés a los pobres y vení conmigo, a predicar el Evangelio". Y ese chico se fue triste. Se fue triste porque tenía mucha guita y no se animó a dejarla por Jesús. Y se fue con su plata y con su tristeza.” (Mensaje a los jóvenes argentinos en la canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II, 26 de abril de 2014).
 6. “El otro joven, ese joven que se quiso pasar de vivo, que quiso escribir su vida, que quiso patear el tablero de la disciplina paterna, y enfrentó a su padre y le dijo: "dame lo que me toca, que me voy". Y se fue. Todos esos años fueron años de farra. Gastó la plata en boliches, en vicios, la pasó bien. La plata se le gastó, se acabó. Y de yapa vino una crisis económica.” (Mensaje a los jóvenes argentinos en la canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II, 26 de abril de 2014).
 7. “Pero Dios es muy bueno. Dios aprovecha nuestros fracasos para hablarnos al corazón. No le dijo Dios a este joven: "Sos un fracasado, mirá lo que hiciste". Lo hizo razonar. (Mensaje a los jóvenes argentinos en la canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II, 26 de abril de 2014).
 8. “La gran sorpresa que se pegó es que el padre lo estaba esperando, ¡desde hacía años! El Evangelio dice que lo vio venir de lejos, porque el viejo subía todas las tardes a la terraza a ver si el chico venía. Y el padre lo abrazó y el padre le hizo fiesta.” (Mensaje a los jóvenes argentinos en la canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II, 26 de abril de 2014).
 9. “Otro joven del Evangelio: Pensé en el joven muerto también, a la salida de la ciudad de Naím, cuando lo iban a enterrar: hijo único de madre viuda. Jesús se compadeció de la madre, no del pibe. Pero el pibe, gracias a la madre, tuvo el milagro y lo resucitó.” (Mensaje a los jóvenes argentinos en la canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II, 26 de abril de 2014).
 10. “Abuela -porque así llamamos nosotros a las personas ancianas—: Abuela ¿desea confesarse?” Sí, me dijo. “Pero si usted no tiene pecados…” Y ella me respondió: “Todos tenemos pecados”. Pero, quizás el Señor no la perdona... “El Señor perdona todo”, me dijo segura. Pero, ¿cómo lo sabe usted, señora? “Si el Señor no perdonara todo, el mundo no existiría”. (Primer Ángelus en la Plaza San Pedro, 17 de marzo de 2013).
 Diez frases futboleras del papa Francisco 
 El papa Francisco es un apasionado del fútbol y llevó su amor por la camiseta hasta el Vaticano. De chico disfrutaba de los partidos con sus amigos en un terreno ubicado en la iglesia Medalla Milagrosa, en su barrio natal de Flores. Y fue su padre, Mario Bergoglio, quien lo inició en este camino y le contagió la pasión por su equipo favorito, San Lorenzo de Almagro, un club fundado por un cura salesiano en 1908 para rescatar a los niños que vivían en la calle.
 Con motivo del Mundial de Brasil 2014, Francisco envió un video mensaje en el que expresó sus deseos para este campeonato: "esta Copa del Mundo podría convertirse en la fiesta de la solidaridad entre los pueblos", y explicó que el fútbol además de ser un juego "es una oportunidad para el diálogo, la comprensión y el enriquecimiento humano recíproco".
 El “Papa del fin del mundo” no duda en usar metáforas del mundo del deporte en sus audiencias para llegar al corazón de hombres y mujeres. Aquí 10 frases futboleras pronunciadas por Francisco.
 1. “Si en un estadio en una noche oscura, una persona enciende una luz, se vislumbra apenas; pero si los más de setenta mil espectadores encienden cada uno la propia luz, el estadio se ilumina. Hagamos que nuestra vida sea una luz de Cristo”. (Audiencia General en Plaza San Pedro, 12 junio 2013).
 2. “¿Qué hace un jugador cuando se le llama para formar parte de un equipo? Tiene que entrenarse y entrenarse mucho. Así es nuestra vida de discípulos del Señor”. (Vigilia de oración con los jóvenes en Río de Janeiro, 27 de julio de 2013).
 3. “Cuando ‘se suda la camiseta’, tratando de vivir como cristianos, experimentamos algo grande: nunca estamos solos, formamos parte de una familia de hermanos que recorren el mismo camino”. (Vigilia de oración con los jóvenes en Río de Janeiro, 27 de julio de 2013).
 4. “Jesús nos pide que lo sigamos toda la vida, nos pide que seamos sus discípulos, que ‘juguemos en su equipo’. (Vigilia de oración con los jóvenes en Río de Janeiro, 27 de julio de 2013).
 5. “Chicos y chicas, por favor, no se metan en la cola de la historia, ¡sean protagonistas! ¡Jueguen para adelante! ¡Pateen adelante! ¡Construyan un mundo mejor! ¡Un mundo de hermanos, un mundo de justicia, de amor, de paz, de fraternidad, de solidaridad! ¡Juéguenla adelante siempre!” (Vigilia de oración con los jóvenes en Río de Janeiro, 27 de julio de 2013).
 6. “Queridos amigos, no se olviden: ustedes son el campo de la fe. Ustedes son los atletas de Cristo”. (Vigilia de oración con los jóvenes en Río de Janeiro, 27 de julio de 2013).
 7. "¡Jesús nos ofrece algo más grande que la Copa del Mundo! Nos ofrece la posibilidad de una vida fecunda y feliz, y también un futuro con él que no tendrá fin, la vida eterna". (Vigilia de oración con los jóvenes en Río de Janeiro, 27 de julio de 2013).
 8. “Ustedes son referencia para tantos jóvenes y modelo de valores encarnados en la vida. Yo tengo confianza en todo el bien que podrán hacer entre la muchachada.” (Discurso a las delegaciones nacionales de fútbol de Italia y la Argentina, 13 de agosto de 2013).
 9. “El deporte es importante, pero debe ser auténtico deporte. Promuevan esta actitud de ‘aficionados’ que elimina definitivamente el peligro de la discriminación. Cuando los equipos van por este camino, el estadio se enriquece humanamente, desaparece la violencia y vuelven a verse las familias en la tribunas”. (Discurso a las delegaciones nacionales de fútbol de Italia y la Argentina, 13 de agosto de 2013).
 10. “Les pido que recen por mí, para que también yo, en el ‘campo’ en el que Dios me puso, pueda jugar un partido honrado y valiente para el bien de todos nosotros”. (Discurso a las delegaciones nacionales de fútbol de Italia y la Argentina, 13 de agosto de 2013). (Josefina Madariaga)
Publicar un comentario