lunes, 15 de junio de 2015

El Papa dice que la encíclica sobre ecología está dirigida a todos


El Papa dice que la encíclica sobre ecología está dirigida a todos 
Domingo 14 Jun 2015 | 20:01
 Francisco, desde el balcón del palacio apostólico.

Ciudad del Vaticano (AICA): El papa Francisco adelantó hoy ante los miles de peregrinos que participaron del Ángelus dominical que la encíclica Laudato Si, sobre ecología, está dirigida a todos, por lo que pidió rezar “para que todos puedan recibir su mensaje y crecer en la responsabilidad hacia la casa común que Dios nos ha confiado”. El texto será presentado el jueves 18 de junio.

 El papa Francisco adelantó hoy ante los miles de peregrinos que participaron del Angelus dominical que la próxima encíclica Laudato Si, sobre ecología, está dirigida a todos, por lo que pidió rezar para que el mensaje llegue y todos sean más responsables hacia la casa común que Dios confío a los hombres.
 “Como ya fue anunciado, el jueves próximo será publicada una carta encíclica sobre el cuidado de la creación”, e invitó “a acompañar esta presentación con una renovada atención a la situación de la degradación ambiental, pero también de recuperación de los propios territorios”.
 El Obispo de Roma sostuvo que esta encíclica “está dirigida a todos” y agregó: “Recemos para que todos puedan recibir su mensaje y crecer en la responsabilidad hacia la casa común que Dios nos ha confiado”.
 Antes de rezar el ángelus Francisco recordó que en el Evangelio de este domingo Jesús enseña dos parábolas muy breves: la semilla que germina y crece por sí misma, y la de la semilla del árbol de mostaza.
 “De estas dos parábolas nos viene una enseñanza importante: el Reino de Dios pide nuestra colaboración, si bien es sobre todo iniciativa y don del Señor. Nuestra débil obra aparentemente pequeña delante de los problemas del mundo, si se inserta en la de Dios no tiene miedo de las dificultades”, explicó.
 “La victoria del Señor es segura, su amor hará crecer cada semilla de bien presente en la tierra. Esto nos abre a la confianza y al optimismo a pesar de los dramas, las injusticias y los sufrimientos que encontramos. La semilla del bien y de la paz florece y se desarrolla, porque la hace madurar el amor misericordioso de Dios”, puntualizó.+
Publicar un comentario