miércoles, 9 de septiembre de 2015

Francisco: “La Iglesia, una familia hospitalaria de puertas abiertas”


Francisco: “La Iglesia, una familia hospitalaria de puertas abiertas” 
 Miercoles 9 Sep 2015 | 08:35 am 
 Francisco, esta mañana en la Plaza San Pedro. 

Ciudad del Vaticano (AICA): El papa Francisco invitó hoy durante la audiencia general a reforzar el vínculo entre parroquia, familia y comunidad, al recordar que ¨la Iglesia es una familia espiritual y la familia es una pequeña Iglesia¨. ¨Una Iglesia de verdad según el Evangelio no puede no tener la forma de una casa acogedora con las puertas abiertas siempre. Las iglesias, las parroquias, las instituciones con las puertas cerradas no se deben llamar iglesias, se deben llamar museos¨, sostuvo ante la multitud reunida en la Plaza San Pedro. El papa Francisco invitó hoy durante la audiencia general a reforzar el vínculo entre parroquia, familia y comunidad, al recordar que “la Iglesia es una familia espiritual y la familia es una pequeña Iglesia”.
 "La comunidad cristiana es la casa de los que creen en Jesús como fuente de la fraternidad entre todos los hombres", sostuvo y agregó: "En los Evangelios, la asamblea de Jesús tiene la forma de una familia y de una familia hospitalaria, no de una secta exclusiva, cerrada”.
 Ante la multitud reunida en la Plaza de San Pedro, el pontífice señaló que "la familia y la parroquia son dos lugares en donde se realiza esta comunión de amor que encuentra su fuente última en Dios”.
 “Una Iglesia de verdad según el Evangelio no puede no tener la forma de una casa acogedora con las puertas abiertas siempre. Las iglesias, las parroquias, las instituciones con las puertas cerradas no se deben llamar iglesias, se deben llamar museos", subrayó.
 "Frente a los centros de poder ofrezcamos nuestra esperanza en los centros del amor, centros evangelizadores, ricos en calor humano, basados en la solidaridad y en la participación", añadió.
 El Santo Padre insistió en afirmar que “cuando inició su vida pública, quiso formar a su alrededor una comunidad, una 'asamblea', una con-vocación de personas: esa es la Iglesia. No la quiso como una secta para privilegiados, sino como una familia hospitalaria, una casa donde todos, sin exclusión, fueran acogidos y amados”.
 “Es indispensable, pues, que la Iglesia y la familia caminen juntas como testigos de la comunión de amor, cuya fuente última es Dios mismo”, concluyó.+
Publicar un comentario