lunes, 9 de noviembre de 2015

El Papa dijo que no detendrá la reforma


El Papa dijo que no detendrá la reforma 
 Domingo 8 Nov 2015 | 08:54 am 
 El Santo Padre, desde el balcón del Palacio Apostólico. 

Ciudad del Vaticano (AICA): Al finalizar la oración del Ángelus, el papa Francisco hizo referencia a las recientes detenciones en el Vaticano por el robo y publicación de documentos reservados de la Santa Sede. “No me distrae ciertamente del trabajo de reforma que estamos llevando adelante con mis colaboradores y con el apoyo de todos ustedes”, dijo. 

 Al finalizar la oración del Ángelus, como cada domingo, el papa Francisco hizo referencia a las recientes detenciones en el Vaticano por el robo y publicación de documentos reservados de la Santa Sede. “No me distrae ciertamente del trabajo de reforma que estamos llevando adelante con mis colaboradores y con el apoyo de todos ustedes”.
 El Pontífice aseguró que sabe que “muchos de ustedes se preocuparon por las noticias que han circulado en los días pasados a propósito de documentos reservados de la Santa Sede que han sido robados y publicados”. Por esto -subrayó- quisiera decirles sobre todo que robar estos documentos es un delito. “Es un acto deplorable que no ayuda”, indicó el Santo Padre.
 El Papa explicó que él mismo “había pedido hacer ese estudio, y esos documentos yo y mis colaboradores ya los conocíamos bien”.
 El Pontífice precisó que "sí", esta reforma económica se está realizando también con el “apoyo de toda la Iglesia, porque la Iglesia se renueva con la oración y con la santidad cotidiana de cada bautizado”.
 Francisco concluyó sus palabras agradeciendo y pidiendo rezar por “el Papa y por la Iglesia, sin dejarse molestar sino yendo adelante con confianza y esperanza”.
 El lunes 2 de noviembre fue detenido monseñor Lucio Ángel Vallejo Balda y Francesca Chaouqui, secretario y miembro de la COSEA, comisión que el mismo Santo Padre creó para estudiar la reforma económica de la Santa Sede. Esta misma semana, se publicaron dos libros de dos periodistas italianos, Avarizia de Emiliano Fittipaldi y Via Crucis de Gianluiggi Nuzzi.
 Ambos libros presentan documentos reservados e incluso transcripciones de reuniones en las que estaba presente el Santo Padre, todo relacionado con el trabajo realizado por dicha comisión, ya disuelta al finalizar con su mandato concreto de estudio de la situación económica de la Santa Sede. La señora Chaouqui fue puesta en libertad pero monseñor Balda sigue arrestado.+
Publicar un comentario