viernes, 21 de marzo de 2014

El Papa confió a un grupo de argentinos los temas que le preocupan

El Papa confió a un grupo de argentinos los temas que le preocupan 
 Jueves 20 Mar 2014 | 15:27 pm 
 El Papa confió a un grupo de argentinos qué temas le preocupan. 

Ciudad del Vaticano (AICA): El Papa Francisco recibió a unos 15 argentinos, entre los que se encontraban sindicalistas, docentes y periodistas, con los que habló sobre la importancia de la educación en los jóvenes, la inclusión a través del deporte y el trabajo. También reconoció algunas de sus preocupaciones: los índices de desempleo entre los jóvenes, la falta de laboriosidad y el “liberalismo económico exagerado”. 

 El Papa Francisco se reunió en la tarde del miércoles 19 con un grupo de 15 argentinos, entre los que se encontraban sindicalistas, docentes y periodistas, con los que habló sobre la importancia de la educación en los jóvenes, la inclusión a través del deporte y el trabajo. También reconoció algunas de sus preocupaciones: los índices de desempleo entre los jóvenes, la falta de laboriosidad y el “liberalismo económico exagerado”.
 El Papa tocó el tema de la educación y el deporte como formas de inclusión y desarrollo de los jóvenes en presencia del profesor José María del Corral, director de la red Scholas Ocurrentes. Francisco consideró que “el camino educativo es el único que puede prevenir el desastre de la juventud por la drogadicción”.
 “La educación y el deporte –señaló-. El deporte es sano; hay practicarlo en cualquier lado, en la esquina de casa o en el potrero. Recuerdo que los primeros cinco años de la primaria los hice en un colegio del Estado, donde la maestra y los padres dialogaban, y los niños eran cuidados en la escuela y en la casa. Esto que digo no es nostalgia, sino valores que se expresaban de aquella manera. El deporte te enseña generosidad, honestidad, a no mentir, a no trampear. No concibo una educación sin deporte”.
 Luego, dirigiéndose a los sindicalistas, les confió que está preocupado por “la facilidad con que se da el ausentismo”. El pontífice sostuvo que faltar al colegio o al trabajo antes era un problema, pero “hoy en día es muy frecuente que la gente se acostumbre a no ir o llegar tarde”. Y agregó: “Como que el trabajo es algo importante para ganar el pan, pero hasta ahí”.
 “Hay jóvenes que no ven trabajar a sus padres –dijo-. Se bajó el nivel de conciencia de la cultura del trabajo”.
 En varias ocasiones de la conversación, el Santo Padre observó que hablaba a título personal, con el solo interés de aportarle herramientas a sus invitados para desarrollar líneas de acción.
 “Otra cosa que me preocupa mucho –continuó el Papa-, es este liberalismo económico exagerado, y cómo ha instaurado una cultura de la exclusión. En algunos países existe una eutanasia encubierta: las obras sociales o prepagas médicas cubren la atención de los ancianos hasta cierta edad, y después ¡Que Dios los ayude! ¡Esperan que se curen tomando té de tilo! ¡Esto es una eutanasia encubierta!”.
 Francisco también opinó que los hijos son considerados “material de descarte”, frente a la extendida contracepción, y se mostró preocupado nuevamente por los jóvenes. “A los niños, se los manda al remitente para que no nazcan. Y a los jóvenes se los excluye del sistema.¡Estos jóvenes son candidatos a la amargura y al suicidio!”, afirmó.
 “Hay saber releer esto –resumió a sus invitados-. Yo se lo adjudico en gran parte al sistema de libre mercado que va excluyendo lo que no sirve, sean los viejos o sean los chicos. ¡Estamos sacrificando las dos puntas, que son la fuerza de un pueblo!”.+
Publicar un comentario