viernes, 23 de mayo de 2014

El cardenal Parolin espera que el viaje papal a Tierra Santa dé “frutos de paz”

El cardenal Parolin espera que el viaje papal a Tierra Santa dé “frutos de paz” 
 Viernes 23 May 2014 | 11:30 am
Ciudad del Vaticano (AICA): El Secretario de Estado, cardenal Pietro Parolin, dijo que espera que el fruto de la peregrinación del papa Francisco a Tierra Santa “pueda ser el de ayudar a todos los responsables y a todas las personas de buena voluntad a tomar decisiones valientes en la vía de la paz”. El purpurado indicó que el pontífice hablará de la paz en Israel, del derecho a una patria para los palestinos y del “reconocimiento del carácter sacro y universal de la ciudad de Jerusalén, de su herencia cultural y religiosa y, por ende, como lugar de peregrinaje de los fieles de las tres religiones monoteístas”. 

 El Secretario de Estado, cardenal Pietro Parolin, dijo que espera que el fruto de la peregrinación del papa Francisco a Tierra Santa “pueda ser el de ayudar a todos los responsables y a todas las personas de buena voluntad a tomar decisiones valientes en la vía de la paz”.
 En una entrevista con el Centro Televisivo Vaticano, el purpurado señaló también las esperanzas de la Santa Sede en relación con el diálogo entre israelíes y palestinos.
 “El derecho de Israel de existir y de gozar de paz y seguridad dentro de las fronteras internacionalmente reconocidas; el derecho del pueblo palestino de tener una patria, soberana e independiente, el derecho de desplazarse libremente, el derecho de vivir en dignidad. Y también, el reconocimiento del carácter sacro y universal de la ciudad de Jerusalén, de su herencia cultural y religiosa y, por ende, como lugar de peregrinaje de los fieles de las tres religiones monoteístas”, subrayó.
 “Son un poco estos los puntos sobre los que el Papa insistirá esta vez, en línea con toda la ‘política’ de la Santa Sede en cuanto al conflicto entre israelíes y palestinos”, agregó.
 En relación al desafío para los cristianos que viven en Tierra Santa, el cardenal Parolin consideró que en el encuentro que Francisco mantendrá con ellos “querrá subrayar dos cosas: que estos cristianos son piedras vivas y que sin su presencia la Tierra Santa y los mismos lugares santos corren el riesgo de transformarse en museos. En cambio, su presencia garantiza que allí haya una comunidad cristiana viva. Y, al mismo tiempo, además de esta dimensión más eclesial, también que el papel de los cristianos del Medio Oriente y de la Tierra Santa tienen en la sociedad en la que viven, en los países en los que viven: un papel fundamental”.
 “Quieren ponerse sinceramente a disposición de sus compatriotas para construir juntos una patria libre, justa y democrática”, concluyó.+
Publicar un comentario