lunes, 19 de enero de 2015

El “tifón Francisco” se despidió de Filipinas y regresó a Roma


El “tifón Francisco” se despidió de Filipinas y regresó a Roma 
 Lunes 19 Ene 2015 | 11:17 am
Manila (Filipinas) (AICA): En la mañana del lunes 19 de enero, el Papa celebró en privado una misa en la nunciatura apostólica en Manila y se dirigió en papamóvil hasta la la base aérea Villamor, saludando a los fieles que salieron a despedirlo. Al llegar al aeropuerto fue recibido en el pabellón presidencial por Benigno Aquino III, presidente de Filipinas. Portando su habitual maletín negro y acompañado por el arzobispo de Manila, cardenal Luis Antonio Tagle, el papa Francisco se despidió de las autoridades y del pueblo de Filipinas. 

 En la mañana de este lunes, 19 de enero, el Papa celebró en privado una Misa en la nunciatura apostólica en Manila. Poco después, se dirigió en papamóvil hasta la base aérea Villamor saludando a los fieles que salieron a la calle para despedirlo.
 Al llegar al aeropuerto fue recibido en el pabellón presidencial por Benigno Aquino III, presidente de Filipinas. Portando su habitual maletín negro y acompañado por el arzobispo de Manila, cardenal Luis Antonio Tagle, el papa Francisco se despidió de las autoridades y del pueblo de Filipinas.
 De manera similar a la ceremonia de bienvenida, miles de niños y jóvenes lo despidieron en medio de un ambiente de alegría en el aeropuerto internacional de Manila adonde llegó luego de recorrer las calles de la ciudad bendiciendo a los fieles que salieron masivamente para verlo.
 “¡Viva el Santo Papa!” y “Pope Francis, we love you (papa Francisco te amamos)” eran las frases que se escucharon durante la despedida en el aeropuerto.
 Los obispos de Filipinas, como en la bienvenida, también estuvieron presentes para acompañar al Pontífice.
 “Yo le quiero agradecer señor presidente, la cálida acogida” de los filipinos y por el esfuerzo de la organización para esta visita para la que “usted tuvo que trabajar horas extras. Muchas gracias”, dijo Francisco al mandatario filipino que caminó con el Santo Padre hasta la escalinata del avión.
 Los presentes en el aeropuerto despidieron al Santo Padre con una oración a la Virgen María por su buen retorno.
 Así, el Santo Padre concluyó su segundo viaje a Asia –el primero fue a Corea del Sur, entre el 14 y 18 de agosto de 2013–. En este viaje visitó Sri Lanka y Filipinas entre el 12 y el 19 de enero.
 En la primera etapa de su viaje, en Sri Lanka, Francisco canonizó al padre José Vaz, el primer santo de Sri Lanka, ante unos 600 mil fieles congregados en el Galle Face Green de Colombo.
 El Papa también visitó el Santuario de Nuestra Señora del Rosario en Madhu, donde permanece la imagen de la Virgen María desde hace cinco siglos, sobreviviente a la intensa persecución contra católicos que vivió el país.
 En Filipinas, el Santo Padre se encontró con las familias, y les advirtió contra “la nueva colonización ideológica” que las amenaza.
 “La familia se ve también amenazada por el creciente intento, por parte de algunos, de redefinir la institución misma del matrimonio, guiados por el relativismo, la cultura de lo efímero, la falta de apertura a la vida”, denunció.
 Más adelante, en la multitudinaria Misa con los sobrevivientes del tifón Yolanda en Tacloban, el papa Francisco, en un discurso improvisado en español, recordó que “muchos de ustedes han perdido todo. Yo no sé qué decirles, Él sí sabe qué decirles. Muchos de ustedes perdieron parte de la familia. Solamente guardo silencio y los acompaño con mi corazón en silencio”.
 En su última Misa en Filipinas, el papa Francisco superó el récord de asistentes a un acto presidido alguna vez por un Pontífice. En esta ocasión, se reunieron entre 6 y 7 millones de personas.
 Como estaba previsto, Francisco aterrizó en Roma a las 17.40 hora local.+
Publicar un comentario