martes, 22 de septiembre de 2015

"La familia no es un problema, sino una oportunidad"


"La familia no es un problema, sino una oportunidad" 
 Martes 22 Sep 2015 | 12:35 pm 
 El Papa, en Santiago de Cuba. 

Santiago de Cuba (AICA): Francisco mantuvo un encuentro con las familias cubanas en la catedral de Nuestra Señora de la Asunción de Santiago. El Pontífice resaltó el valor de la familia y dijo: “Dejemos un mundo con familias, es la mejor herencia”. También envió una bendición a todas las embarazadas. 

El papa Francisco mantuvo esta mañana un encuentro con las familias cubanas en la catedral de Nuestra Señora de la Asunción, de Santiago de Cuba. El pontífice resaltó el valor de la familia y dijo: "Dejemos un mundo con familias, es la mejor herencia”.
 El arzobispo de Santiago, monseñor Dionisio García Ibáñez, dio inicio al acto destacando que “la familia es la institución más valorada por los cubanos”. y pidió al Pontífice que las familias cubanas "sean fortalecidas con su mensaje de ánimo y esperanza".
 El arzobispo señaló las preocupaciones sobre la familia y aquellos factores que atentan contra la "unidad, bienestar, significado y sentido del matrimonio en la sociedad actual", y agradeció al Papa su visita a esa arquidiócesis símbolo de 500 años de presencia permanente del Evangelio en estas tierras.
 Seguidamente, el Santo Padre leyó un discurso que fue intercalando con acotaciones fuera del texto. En su mensaje, el Santo Padre exhortó a los cubanos a cuidar a las familias, “verdaderos espacios de libertad”.
 “Las familias no son un problema, son principalmente una oportunidad, dijo Francisco. Una oportunidad que tenemos que cuidar, proteger, acompañar. Mucho se discute sobre el futuro, sobre qué mundo queremos dejarle a nuestros hijos, qué sociedad queremos para ellos. Creo que una de las posibles respuestas se encuentra en mirarlos a ustedes: dejemos un mundo con familias. Por ello ha pedido que "cuidemos a nuestras familias".
 En otro tramo, se dirigió directamente a las embarazadas: “Yo le pido a todas las mujeres embarazadas en este momento, ‘embarazadas de esperanza’, que acaricien al hijo que están esperando, y yo desde aquí bendigo a todos esos hijos que están en el seno de su madre. Que Dios los proteja, porque son la esperanza del mundo”.
 Francisco bendijo Santiago de Cuba 
 Al término del acto en la catedral con las familias, el Santo Padre salió al balcón del templo y bendijo al pueblo y ciudad de Santiago.
 Francisco les dirigió estas palabras antes de su bendición: “Les quiero decir una palabra de esperanza. Les pido primero que echemos la mirada hacia atrás y hagamos memoria, memoria de aquello que nos fueron trayendo a la vida, especialmente memoria a los abuelos, no descuidemos a los abuelos, son nuestra memoria viva. Y mirando hacia adelante los niños y los jóvenes que son la fuerza de un pueblo. Un pueblo que cuida a sus abuelos y a sus niños y jóvenes tiene el futuro asegurado”.+
Publicar un comentario