lunes, 15 de febrero de 2016

El Papa rezó solo y en silencio ante la imagen de la Virgen de Guadalupe


El Papa rezó solo y en silencio ante la imagen de la Virgen de Guadalupe 
Sabado 13 Feb 2016 | 21:23 pm
 En profundo silencio el Papa rezó ante la Virgen

Ciudad de México (AICA): El papa Francisco pudo cumplir, en la tarde de hoy, el único deseo que había pedido a los mexicanos (en un video mensaje) antes de iniciar su visita apostólica: “Sólo les pido poder rezar unos momentos, a solas, ante la imagen de la Virgen de Guadalupe. El Papa -les dijo Francisco-, mirará a los ojos de la Virgen y le suplicaré que no deje de mirarnos con misericordia, pues ella es nuestra madre del Cielo”. El Santo Padre presidió la Eucaristía y después de pronunciar una emotiva homilía antes miles de fieles que colmaban la basílica mariana y las afueras del Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, el Santo Padre oró en un prolongado y emotivo silencio -que acompañó la multitud de fieles- ante la tilma de san Juan Diego, donde la imagen de la Virgen de Guadalupe quedó grabada milagrosamente en 1531.

 El papa Francisco pudo cumplir, en la tarde de hoy, el único deseo que había pedido a los mexicanos (en un video mensaje) antes de iniciar su visita apostólica: “Sólo les pido poder rezar unos momentos, a solas, ante la imagen de la Virgen de Guadalupe. El Papa -les dijo Francisco-, mirará a los ojos de la Virgen y le suplicaré que no deje de mirarnos con misericordia, pues ella es nuestra madre del Cielo”.
 El papa Francisco celebró este sábado una multitudinaria misa en el santuario de la Virgen de Guadalupe, patrona de las Américas, y posteriormente cumplió su "deseo más íntimo" de orar en silencio frente a su imagen, demostrándole su devoción.
 Alrededor de 50.000 personas, algunas vestidas de blanco y amarillo y ondeando banderas del Vaticano, asistieron a esta emotiva misa, concentrándose dentro y fuera de este santuario mariano ubicado en la periferia de la capital mexicana y que es el más visitado del mundo.
 Francisco había confesado que uno de los mayores deseos de su visita de cinco días a México era rezar por tercera vez en su vida ante "La Morenita" y lo hizo durante varios minutos, por México, el continente americano y todos los buenos propósitos de su pontificado, según había dicho.
 En el santuario, el Papa pronunció una homilía poética de homenaje a la Virgen que, según Francisco, transmite a Dios las súplicas de las personas más humildes y olvidadas en un país acechado por la violencia, la pobreza y la impunidad como lo es México.
A solas con la "Morenita" 
 Finalizada la Misa el Pontífice ofreció un ramo de flores amarillas y se sentó a rezar en silencio durante unos 21 minutos ante la imagen de la tilma de la Virgen de Guadalupe en el llamado camarín de la Virgen de Guadalupe.
 Pocos minutos antes el Papa bendijo una corona para la Morenita del Tepeyac, que se colocó a la izquierda de las flores que llevó Francisco.
 Mientras el Papa estuvo ante la imagen de la Virgen, los obispos mexicanos lo acompañaron desde el altar mayor de la Basílica, y los 50 mil fieles que asistieron a la Misa rezaron con él en silencio.
 Al concluir este intenso momento de oración el Papa tocó la tilma e hizo la señal de la cruz.
 El camarín es un lugar en la Basílica de Guadalupe al que solo algunas personas pueden acceder. Fue construido como una bóveda para custodiar allí la imagen de la Madre de Dios, incluso en casos de siniestros.
 El santuario de la Virgen de Guadalupe es visitado por 20 millones de personas cada año. Para evitar aglomeraciones, la imagen de la virgen tiene que verse desde una cinta mecánica. La Virgen se le apareció en 1531 al indio Juan Diego. Es patrona de México desde 1737 y de América desde 1910.+
Publicar un comentario